Burning Man| Uno de los festivales más alucinantes que existen

Burning Man es un festival de expresión radical que se lleva a cabo año con año en el desierto de Black Rock en Nevada, Estados Unidos. Cada año cambia de tema y este 2016 tiene como tema “El taller de Da Vinci” y tendrá una duración de 9 días (agosto 28 – septiembre 5). Definitivamente no es un festival usual, por el contrario, es uno de los más alucinantes que existen y aquí te decimos por qué. Ok sí, existen festivales que son impresionantes como EDC Las Vegas, Tomorrowland o Glastonbury, pero ninguno es igual de especial que Burning Man. Éste es una experiencia completamente diferente.

city
Fotografía de Black Rock City

Para empezar, es un festival donde los asistentes ayudan a crearlo. Cada año miles de personas trabajan junto con los organizadores para construir la metrópolis temporal llamada Black Rock City. Así es, ¡se crea una ciudad!, la cual ha llegado a albergar hasta 63 mil personas. Cuenta con la infraestructura y servicios esenciales de cualquier ciudad. Cuentan con servicios médicos, listos para atender cualquier emergencia. También cuentan con alumbrado público pero no cualquier tipo, por las noches aparecen los lamplighters, personas que caminan por las calles de Black Rock City con lámparas de aceite sobre sus hombros para proveer a los habitantes de luz “natural”.

Los asistentes llegan a la llamada Gate, o puerta principal, donde se les da un mapa de la ciudad. Posteriormente deberán llegar al Greeters Station donde se encontrarán con otros “ciudadanos” quienes dan la bienvenida y dan a conocer información importante para tu supervivencia durante el festival. La ciudad se encuentra dividida en Villas las cuales involucran la unión y participación de diversos campamentos.

Los campamentos son una fuente misma de expresión artística y cada uno tiene un tema diferente cada año. Sus habitantes se encargan de escoger los temas, crear instalaciones artísticas, construir venues para la presentación de artistas de diversas disciplinas, creación de arte callejero, etcétera. Eso sí, al término del festival debes llevar de regreso contigo todo lo que ingresaste, uno de los pilares de la filosofía de Burning Man es “leaving no trace”, es decir, no dejar rastro ya que los organizadores tienen un fuerte compromiso con el ambiente. Una instalación que llama especialmente la atención es “El Templo”, el cual se construye cada año con la finalidad de que los habitantes puedan crear mensajes o memorials para sus seres queridos en las paredes del mismo. Al final de la semana se incendia y se destruye por completo.

Otro tema interesante es la economía del lugar. Aquí no existe el dinero, la gente lleva toda la comida y agua que necesitará para sobrevivir esa semana en el desierto y en todo caso recurren a la práctica del trueque para adquirir algunos objetos que necesiten. También llevan objetos para regalar, y pueden ser cualquier cosa. No hay nada a la venta dentro de Burning Man.

car
Carro mutante deambulando por las calles de Black Rock

Dado que es una ciudad bastante grande para transportarte a pie y sobre todo por el calor del desierto, la gente se transporta en los llamados “carros mutantes” los cuales podrían ser llamados carros alegóricos en nuestro país. Eso sí, para poder manejar uno dentro de la ciudad de Black Rock debe primero cumplir ciertos estándares de iluminación, sonido, interactividad y seguridad para poder ser aprobado por el “Departamento de Autos Mutantes”. Sí, eso existe.

Ahora sí, llegamos a la parte más interesante de este post. ¿De dónde viene el nombre Burning Man? Pues esto es lo que caracteriza principalmente a este festival, al final de la semana, toda la comunidad de Black Rock City se reúne para ver arder una figura humana hecha de madera, que ha llegado a medir hasta 32 metros de alto como en la edición del 2014. Se quema hasta sus cimientos y cierra con broche de oro este evento anual. Pero, ¿qué significa? La respuesta es todo y nada.

Esta práctica se remonta al año de 1987 cuando Larry Harvey y Jerry James (fundadores del festival) construyeron un hombre de madera de 2 y medio metros de alto. La trasladaron a una playa de San Francisco y la vieron arder junto con otras 35 personas. Ese fue el inicio de Burning Man, el festival que año con año crecería a pasos agigantados. De igual manera la altura de la figura de madera crecería juntos con el número de asistentes.

A photograph from Burning Man 2011 by photojournalist Scott London. For more info, please visit: www.scottlondon.com/burningman
Burning Man 2011, por Scott London

Existen diversos rumores acerca de la razón inicial de la inusual fogata y su página de internet afirmaron: “Esta figura no representa nada expresado o explicable, y aún así es un hito físico y ético para 50 mil personas cada año durante una semana.” Así que al final el “hombre en llamas” tendrá el significado que cada “burner” (como le llaman a cada asistente del festival) le quiera dar. “The Man” arderá en 3 días, ¡no te pierdas el live streaming! Nuevamente gracias por leernos.


No te pierdas la recomendación de la semana: THE FRIGHTS | surf punk desde San Diego

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s